Suscripciones

Un país de muchos ejes

ed jesusCualquier reloj dará la hora correctamente si  este se encuentra en buenas condiciones mecánicas, el mantenimiento es adecuado, y si los cuidados son los correctos. En esas condiciones básicas dará la hora por muchos años sin problemas. Sin embargo será fundamental también que cada una de sus piezas y componentes estén colocados correctamente y funcionen en armonía unas con otras .

Desarmar ese reloj es relativamente fácil, como lo sería colocar cada una de esas piezas en una caja, sin embargo y a pesar de seguir siendo el mismo reloj con todas sus partes, su función estará desarticulada y por ningún motivo dará la hora.

Volver a poner en funcionamiento todas esas piezas requiere de conocimiento y habilidad. En realidad no cualquier persona podrá hacerlo con excepción de aquellos que dominen la materia. Suena simple, pero tiene mucho de fondo porque podríamos remontarnos más aún si pensamos en relojes de alta complejidad, exóticos y raros, que adquieren gran valor precisamente por dejar de ser comunes, por su exclusividad, por su nivel de diferenciación.

Con esta analogía quisiera referirme al tema turístico porque pareciera que cualquier persona pudiera referirse a él, aun sin ningún conocimiento cuando curiosamente es la suma de muchísimas piezas lo que le da armonía y lo pone en funcionamiento y en consecuencia se requiere de un gran conocimiento en la materia para no caer en errores garrafales y muy costosos. A todo esto resulta ser, que el Turismo , como es sabido, es una de las industrias y fuente generadora de ingresos  más importantes de nuestro país, que a su vez es una de las quince economías más importantes del mundo; y por lo que en consecuencia nos ubicamos como uno de los países cuya actividad turística debería ser prioritaria , sin embargo no parece seguir una línea ascendente consistente derivada de un manoseo político que se repite sexenio tras sexenio desde que el Presidente Miguel Alemán promulgara la primera Ley Federal de Turismo en 1949.

Recordemos que antes de esas fechas la actividad turística de México estaba a cargo de la Secretaría de Gobernación a través de una Dirección General de Turismo. Aún así, fué hasta 1974 que se creó la Secretaria de Turismo, aunque tardó tres años en que se le otorgara la denominación de Cabeza de Sector.  

Es decir, que un país que tiene todo tipo de riquezas naturales, históricas, arquitectónicas, culturales, gastronómicas, ecológicas y de aventura solo por mencionar algunas, no tuvo en el área de promoción y desarrollo turístico la atención e importancia debida hasta este entonces.
A partir de esa fecha a la Secretaria de Turismo se le han asignado los presupuestos más bajos muy a pesar de la enorme responsabilidad que tiene y de la importante participación en el PIB.

Un planteamiento eterno es el observar que si todos los ingredientes necesarios para lograr éxito y armonía turística se tienen, ¿Por qué no armarlos, como se haría con un reloj, de tal manera que proporcionen los resultados esperados Para no remontarnos mucho en la historia, porque se puede decir mucho al respecto, quisiera referirme al Programa Nacional de Turismo del 2001 en el que ya se planteaban ejes rectores en los que se mencionaba a la industria Turística como una actividad prioritaria, y que debería generar satisfacción al turista (con un alto enfoque en la promoción y el servicio), de Turismo Sustentable (me pregunto si existe el turismo no sustentable) y de Competitividad.

La actual administración, doce años después, palabras más, palabras menos expone cuatro ejes que la sociedad aplaude, pero más por una demanda de que realmente se lleven a cabo que por su originalidad, porque si le buscamos, el fondo de estos ejes es exactamente el mismo.  Nada nuevo bajo el sol. Es cierto, México necesita fortalecer su turismo desde varios ángulos porque ha sido muy golpeado.
Hay que ser muy creativos, positivos y propositivos, porque si todas las piezas no están sincronizadas y trabajando en armonía, este reloj empezara a dar todo menos la hora y quizá – como se dice – “se haga tarde”.

Es hora de entender que competitividad no quiere decir competencia, sino la capacidad de atraer capitales y retenerlos; y estos capitales no son ficticios, son reales y son precisamente producto de la crisis acumulada y que están listos para ser invertidos.  Existe mucho dinero en el mundo , en China, en Rusia, en India, en Brasil.  Grandes empresas  buscando como hacer rendir sus recursos, siendo que precisamente a través de actividades turísticas y de servicios las ganancias son infinitamente más altas que las directamente relacionadas con las finanzas.

Es imperativo evitar la demagogia turística y poner manos a la obra en todo lo que se dice y se piensa.  El nuevo Gabinete Turistico que se pretende conformar , tiene la enorme responsabilidad de lograr ubicar a México como la potencia turística que puede y merecer ser.

JC

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep