Suscripciones

Estancias Sumergidas

ed jesus Se requiere un soñador para poder materializar una gran idea a veces pudiendo parecer loca o estrafalaria, sin embargo el perseguirla y conseguirla, son características del tenaz y audaz que no descansa hasta lograrla. Ejemplos y dimensiones los hay desde que el hombre es hombre y seguramente las seguirá habiendo en todos los ámbitos.

Hay algunas que tienen que ver con grandes construcciones, otras que desafían a la naturaleza, conquistas espaciales, retos a la capacidad humana, invenciones que simplifican la vida, en la física y en la medicina, unas simples y unas complejas …  Lo importante a veces es no dejar de soñar y  pensar que estos tienen un límite.El poder descomponer el tiempo en nanosegundos nos multiplica por millones las posibilidades de seguir imaginando más y nuevas aventuras y retos.

En muchas ocasiones, mientras más barreras, limites burocráticos, opiniones encontradas, escepticismo y resistencia encontramos, mas es la obstinación por lograr algo… Recientemente fui invitado a presenciar un documental que muestra la consecución de una idea que no fue fácil materializar y que estuvo rodeada de muchas trabas, pero que con paciencia y dedicación fueron superadas hasta lograr el objetivo planteado. Me refiero al proyecto “Estancias sumergidas”. Este proyecto, fue documentado a través de una película llamada “Jardín en el mar” , dirigida por Thomas Riedelsheimer en el que se muestra como el arte puede contribuir a la protección del medio ambiente, de la naturaleza y al mismo tiempo dejar un legado artístico para las generaciones venideras.

En este proyecto se vencieron muchas barreras, se invirtieron muchas horas/hombre en oficinas gubernamentales, se hicieron varios viajes, estudios técnicos, de resistencia de materiales y se hizo un detallado análisis para no afectar el medio ambiento en torno a la idea de sumergir una obra de arte de dimensiones espectaculares en las inmediaciones de la isla Espíritu Santo, de tal forma que con el tiempo se convirtiera en un arrecife que pudiera ser visitado por quienes practican el buceo, todo esto sin mencionar el enorme costo económico que representó el proyecto.
Fue en 2007 cuando Manuel Arango, desarrollador e inversionista, invitó a Cristina Iglesias, destacada escultora española, a participar de este proyecto, quién de inmediato se sumó mostrando su sensibilidad al medio ambiente y a la protección de los ecosistemas marítimos.

Cristina Iglesias es una extraordinaria artista plástica que ha expuesto su obra en las grandes galerías de todo el mundo desde hace más de 30 años, representando dignamente su trabajo y en los que ha mostrado la utilización de diversos materiales de larga duración y que hoy son muy utilizados en artes plásticas. Quizá una de sus obras más emblemáticas en este sentido es una de las puertas del museo del Prado en España, de 22 toneladas y que mide contando todos sus elementos más de 50 metros cuadrados, realizada en una aleación rugosa que está garantizada por lo menos por 3000 años.

Lo anterior es importante conocerlo porque ella ha estado trabajando con este tipo de obras alrededor del mundo, venciendo retos que le presenta la naturaleza y a los que el Mar de Cortes se sumaría, por lo que se utilizó para la creación de su obra un concreto con un pH adecuado para no alterar precisamente el que se encontraba en la zona, así como varillas de acero inoxidable.
A través de un lenguaje intercalado, mezclado y cortado en secciones ella escogió un texto de 1590 del Jesuita José de Acosta , que forman las pantallas que se hicieron en secciones de dos toneladas cada una de aproximadamente 3 metros de alto por dos y medio de ancho y 30 centímetros de grosor que con el tiempo serán cubiertas por vegetación marina.

La obra, los tramites, la realización, los permisos, la transportación, el alzado en la barcaza y posteriormente sumergirlas con grúa, el trabajo de los buzos y cada uno de los detalles formaron parte de un gran sueño que se materializó el 3 de septiembre de 2010 y que desde entonces forma parte del paisaje marítimo en las cercanías de “El Candelero “, al oeste de la isla Espíritu Santo. Aunque la operación tardo 6 días en completarse, no fué sino hasta finales de Octubre que oficialmente se inauguró con la presencia de Cristina Iglesias, Manuel Arango y Rodolfo Ogarrio, pilares indiscutibles de este sueño, asi como de la Doctora Sylvia Earle quien es considerada líder en expediciones marítimas sustentables y participantes activa de la revista National Geographic .

Este es un proyecto que se suma a la lista de ideas y sueños replicables que no pueden ser más que inspiración a las generaciones venideras de la importancia que tiene el desarrollo de programas sustentables.
Jesus Corral G

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep