Suscripciones

Se va a poner bueno

ed jesusEl tema del abismo fiscal en Estados Unidos en realidad no es nuevo, simplemente empezó a sonar recientemente por la relevancia, las implicaciones y las fechas que se manejaron desde el principio.

Aquí es donde el viejo refrán de que “quien no conoce su historia está condenado a repetirla” aplica, pues desde hace más de un año, se sabía que Estados Unidos tendría este dilema, precisamente por la autorización que en ese entonces El Congreso otorgó para aumentar los limites de la deuda del país.

Hoy llego el momento de enfrentar la realidad. Una realidad que a ese país lo ubica como el más endeudado del mundo. Y las deudas se pagan. No hay más. Lo interesante ahora será observar cómo van a pagar.  Formulas e ingeniería habrá, no cabe la menor duda, pero ante la incertidumbre hay nerviosismo y los mercados financieros lo resienten.

La lección es la misma a cualquier nivel, desde el préstamo más elemental hasta el más sofisticado.  Estados Unidos requería financiar su tremendo déficit interno para seguir creciendo, para combatir el desempleo y para mantener su liderazgo comercial.  Todas ellas razones válidas, sin embargo había que considerar también el aspecto político de las administraciones Bush ( republicanas ) que resultaron ser tremendamente costosas y con un componente bélico muy importante, que favorecían a ciertos grupos únicamente.

Lo anterior tiene particular relevancia puesto que es ahí donde se genera la fuente de repago a la deuda contratada y que ahora se ve traducida en elevación de impuestos y recortes presupuestales a partidas estratégicas.

Se beneficiaron unos cuantos, pero como en la pirinola: todos ponen. Sin embargo el haber llegado a este punto no resulta ser perjudicial al resto del mundo; por el contrario, es una oportunidad para crecer internamente, para fomentar las exportaciones y en consecuencia para atraer turismo.

La onda expansiva en materia de inversión funciona exactamente igual que cuando uno tira una piedra en el agua y esta hace olas concéntricas que se va alejando del centro poco a poco; es decir habrá efectos inmediatos en ciertas áreas y estas irán permeando hacia otros sectores poco a poco.

El sector terciario de la economía (servicios) tendrá beneficios de corto plazo en México, sin embargo la permanencia del mismo en mucho dependerá de la política interna que en esta materia el Gobierno tenga.

En realidad la oportunidad que se presenta es extraordinaria, aunque en estos momentos pudiera parecer lo contrario, derivado de la incertidumbre mencionada anteriormente.
En los tiempos que se avecinan la gente dejara de gastar en bienes materiales, para enfocarse más en aspectos culturales, de viaje, de recreación y de placer.

Muchos factores inciden en la formula económica de este 2013. La gran mayoría de ellos tendrán un impacto favorable en México, pero confiarse en ello podría ser un pecado de soberbia que tendría un precio muy alto.

Paciencia, inteligencia, estudio, análisis de inversión podrían traducirse en una excelente combinación de ingredientes para este 2013…. Se va a poner bueno.

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep