Suscripciones

Quién gana realmente la F1

2018 está a punto de concluir, y aunque la temporada de carreras F1, cerró el pasado 25 de noviembre, estos días son de gran actividad para las diferentes escuderías que iniciaran sus entrenamientos hacia la temporada 2019.

Una temporada que traerá muchas sorpresas y que iniciará con el Gran Premio de Australia el 17 de marzo, y que en esta ocasión se extenderá hasta el 1 de diciembre (21 carreras).

En China, el 14 de abril largará una carrera muy especial: La número 1000 en la historia del “Gran Circo”, y que promete, muy al estilo de las festividades de ese país, ser un espectáculo lleno de color y sonido, y por supuesto con toda la emoción que promete la temporada.

Ferrari será el primer equipo, justamente tres días antes de iniciar los entrenamientos oficialmente, mostrar su diseño para 2019, al que han denominado “Project 670”.

La fecha para iniciar los entrenamientos se ha marcado como 18 de febrero, para un mes después empezar a disfrutar un año de muchos cambios en la regulación, los autos, los equipos y sobre todo los pilotos.

Precisamente en eso quisiera centrar mi comentario, porque una carrera y una temporada no la ganan únicamente los equipos o sus pilotos. Estas se ganan por un trabajo muy complejo en equipo. Desde el ejecutivo mas encumbrado, o el más hábil piloto, hasta aquellos que tiene labores de carga o descarga, choferes, equipos de preparación de alimentos, masajistas, técnicos, mecánicos y todos los que conforman cada familia de las diferentes escuderías que tienen una función muy puntual que cumplir. En esto no has “más o menos”, no hay mañana, no hay “al ratito”, pero sí hay compromiso, disciplina, orden y sobre todo coordinación, que por supuesto implica liderazgo.

Para poder viajar durante 9 meses alrededor del mundo, montando paddocks, oficinas, centros de transmisión de voz y datos (telemetría), cafeterías, suites y salas de medios, se requiere una labor titánica de equipo. Relajar la dinámica de estos trabajos es arriesgar mucho más que una carrera.

En un auto de Fórmula Uno hay en promedio 5,000 partes que son elaboradas específicamente por cada una de las escuderías para sus propios autos, es decir son sus piezas clave, sus secretos celosamente guardados a los que muy pocas personas tienen acceso, y a estas se agregan otras 20,000 partes que se pueden denominar genéricas y que utilizan todos los autos, como pueden ser las llantas, las cámaras, tornillos, tuercas, tanques etc. Dando un total de aproximadamente 25,000 piezas por auto.

En cada uno de ellos hay dos componentes fundamentales: el chasis y el motor que son elaborados de forma única para cada equipo. Agregamos tecnología y electrónica, mecánica y espacios para el piloto (elaborados ergonómicamente para cada uno de ellos) y tenemos: auto de carreras.

El trabajo coordinado no se limita al que tiene cada equipo, por supuesto que eso es importante, pero también lo es, el de los servicios de emergencia y de pista. Los oficiales de pista, bandereros, seguridad, servicios médicos, helicópteros, ambulancias.

La coordinación mediática también tiene una función fundamental pues es la que lleva a 800 millones de personas el espectáculo por televisión, pero a mas 2,000 millones por otros medios.

Pero algo que definitivamente requiere una precisión y coordinación sin margen de error es el trabajo en los pits, ya que estos son determinantes para ganar o perder una carrera. En 2016, Felipe Massa, a bordo de su Williams en Bakú (Azerbaiyán), cambió sus cuatro ruedas en tan solo 1.92 segundos (lo que tarda un estornudo), imponiendo una nueva marca.

Sé, - porque me lo han expresado – que algunas personas consideran a la Fórmula Uno, un espectáculo monótono y hasta “aburrido”, supongo que en gustos se rompen géneros, pero cuando se ve el todo, y no nada más la carrera, la perspectiva es diferente. Es muy interesante ver programas previos y posteriores a la carrera, donde se conoce más de la vida del piloto, de la mecánica de los autos, de las estrategias de carreras, del papel que tiene el clima en el desempeño de la máquina, de la alimentación y ejercicios que tienen, de sus familias, en fin, de todo lo que sucede alrededor del “Gran Circo”.

Un detalle que puede parecer simple, también puede cambiar para siempre la vida de alguien, como lo hizo con Lauda, con Senna, con Villeneuve, con Schumacher, con Massa… algunos pueden contar sus experiencias con esos “pequeños” detalles, pero otros desafortunadamente ya no.

Cuando se suma y se aprende a trabajar en equipo para un fin común, se logran extraordinarios resultados… y hablando de ello, hay que destacar también a México como ganador de la presea “Best promoter award” que otorga la FIA al mejor gran premio cada año y que en 2018 volvió a ganar por cuarta vez consecutiva.

La alimentación y el ejercicio son todo un tema, pero de ello platicamos en otra ocasión.

Hasta la próxima.

JCG

 

 

 

Comunicabos S.C, con domicilio en Márquez de León s/n casi esq. ampliación Zaragoza, Col. 5 de Febrero, San José del Cabo, BCS, México
utilizará sus datos personales recabados para el envío exclusivamente de nuestros boletines electrónicos. Para mayor información
acerca del tratamiento y de los derechos que puede hacer valer, usted puede acceder al aviso de privacidad integral a través de Aviso de Privacidad.

Todos Los Derechos Reservados Comunicabos 2018 - Creación y Mantenimiento de Sitio Web por Acadep